Si tus sueños lúcidos duran sólo unos segundos…

Has estado escribiendo tu diario de sueños, buscas las señales, haces los tests de realidad… ¡Has conseguido tener por fin tus primeros sueños lúcidos! Poco a poco vas avanzando. Pero empieza una parte un poco desesperante que no esperabas. Tus sueños lúcidos duran muy poco. Casi nada. Después de hacer tantas cosas para tener sueños lúcidos resulta que no parece nada fácil mantenerlos.

Esto es algo muy común.

Primero hay que ver cuál puede ser la causa de que esto suceda. Si son tus primeros sueños lúcidos lo más probable es que el exceso de emoción por saber que estás teniendo un sueño lúcido te altere de tal forma que te despierte de inmediato. Pero no es algo que les suceda exclusivamente a los novatos. En cualquier momento puedes encontrarte con que sientes emociones tan intensas por cualquier razón que el peligro de estropear el sueño y despertarte se hace aparente. Puedes llevar un buen rato disfrutando del sueño pero algo de gran entidad sucede que te altera tanto que te despierta.

La solución es la misma en ambos casos, tienes que actuar fríamente, como si la cosa no fuera contigo. Sea lo que sea que te altere intenta decirte a ti mismo: Oh, qué fuerte es ésto, ¡qué increíble! Y me estoy poniendo nervioso… Hm, interesante. Bueno da igual, me voy a dar una vuelta a ver qué más hay…

Entiendo que todos tenemos un carácter distinto y que hay personas que ante cualquier cosita montan un drama y otras que son más frías, estilo Phileas Fogg en La Vuelta al Mundo en 80 días. ¿Lo recuerdas? El tipo ante cualquier inconveniente, por grave que fuera, lo resolvía con mucho temple.

– ¡Señor, esto es una tragedia! ¡¡Hemos perdido el barco!!

– No hay problema querido Watson, compraremos un elefante. ¿Cuánto cuesta ése?

– En la etiqueta pone diez mil libras, señor. Pero no me llamo Watson y además con un elefante no creo que logremos cruzar el Pacífico hasta San Francisco.

– Entiendo. Bueno da igual, voy a buscar un bar que necesito una cerveza fresca. ¡Oh, justo hay uno ahí!

Para tener sueños lúcidos decentes hay que ser más Phileas Fogg. Actuar chulamente, un poco sobrado, si sabes a qué me refiero. Esto es algo que se puede practicar mientras estamos despiertos, pero como digo depende un poco del carácter de cada uno.

Por mi parte soy bastante frío en ese sentido, no sólo en los sueños, también en mi día a día. Pero claro, no sé si esta forma de afrontar las emociones es algo que me ayuda a tener sueños lúcidos o si son los sueños lúcidos los que han ido esculpiendo poco a poco mi carácter y hacerme afrontar las emociones de esta forma. ¿El huevo o la gallina? No sé…

Entonces la mejor forma de actuar es mantener el tipo y alejarte de aquello que te está alterando. Literalmente. Tanto si es algo positivo como negativo. Como ya sabes el sexo es difícil de conseguir en los sueños lúcidos precisamente porque la emoción suele ser muy intensa… ¡Por eso quieres hacerlo! Si ves que la emoción es demasiado fuerte y que te vas a despertar, sepárate, date la vuelta y vete a otro sitio. O bien frena un momento, asegúrate a ti mismo que es sólo un sueño y vuelve a intentarlo. Respira tranquilo, no puede pasarte nada malo. Lo mismo ocurre si ves que vas a tener un accidente, o si alguien te ataca. Simplemente date la vuelta y observa el escenario que se abre ante ti. Camina un poco y recuérdate que no pasa nada, porque nada de lo que te rodea puede herirte.

Esta situación se irá arreglando por si misma de forma natural cuando te vayas acostumbrando a la sensación de tener un sueño lúcido. Por una parte esa sorpresa inicial no te afectará tanto y por otra todas esas emociones aprenderás a manejarlas.

En mi caso a estas alturas cuando tengo un sueño lúcido el impacto inicial se reduce a un comentario del tipo: Oh, estoy aquí. Vamos…

Otro último truco que te recomiendo es prepararte antes de dormir para tener un sueño lúcido. Si estás intentando la técnica MILD ya lo estás haciendo en cualquier caso, y asumes que vas a tener un sueño lúcido y por lo tanto no va a ser una (gran) sorpresa. Cuando te encuentres allí podrás afrontar cualquier cosa.

¿Estoy en un sueño lúcido? No hay problema. ¿Me disparan ráfagas los aviones nazis? Perfecto. ¿Hemos perdido el tren? Pues compramos un elefante.

Todo tiene solución en esta vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: