Algunos beneficios de los sueños lúcidos

Tener sueños lúcidos es pura diversión, placer sin límites, tus deseos sin ninguna frontera. Pero eso no es todo. Además, tener sueños lúcidos tiene otros beneficios, otros efectos secundarios que quizás desconoces. Entonces, empezamos, lista de beneficios secundarios de los sueños lúcidos:

  • Cambio de perspectiva. Primero, sólo saber que en sueños puedes hacer cualquier cosa que imagines ya te cambia la vida. Te cambia la perspectiva, tus deseos cambian por el hecho de saber que puedes cumplirlos. Por ejemplo, antes de tener sueños tu mayor deseo era besar a la chica más guapa de la clase. Tu sueño imposible. Después de tener sueños lúcidos, eso queda en un segundo plano y empiezas a desear cosas como tirarte desde un avión en paracaídas sin paracaídas, tocar en una banda de rock de en un concierto ante 80000 personas, rascarte el culo con un tenedor… cosas de otro nivel. 🙂 Y sí, acostarte con la chica más guapa de la clase. De hecho eso será lo primero que hagas en cuanto tu control de los sueños lúcidos te lo permita. Como te conozco… No, en serio, la lucidez nos amplía el abanico de deseos, los aumenta, hace que los deseos “reales” palidezcan en comparación. Por ejemplo, el dinero pierde valor. O mejor dicho, recupera su valor original, por decirlo de alguna manera.
  • Descubres tu capacidad creativa. En los sueños no hay límites, y mientras por ejemplo en la vida real no puedes construir grandes obras arquitectónicas (porque físicamente no puedes), en los sueños sí es posible. Te dedicarás al arte aunque no quieras. Crearás ciudades, campos, mares, crearás cuadros impresionistas, películas realistas o abstractas, compondrás tu propia música. Uno de mis sueños lúcidos preferidos es pasear por la ciudad mientras escucho la música que mi cerebro va creando con todo lujo de detalles, con variaciones de volumen… mientras veo una ciudad creada por mi mismo, y sólo paseo… Nada más. Cualquier rama del arte que se te ocurra la explorarás con éxito, estoy seguro.
  •  Práctica útil. Además de crear cosas inexistentes puedes hacer cosas que haces despierto y en las que quieres mejorar. Esto sirve mejor para actividades físicas mecánicas. Yo lo he utilizado cuando estaba aprendiendo a esquiar, y creo que algo de éxito tuve. A veces juego al tenis con Roger Federer, aunque esto es más por diversión que por mejorar, la verdad. En mis sueños Federer hace bromas, es un cachondo mental, no sé por qué.
  • Curación de fobias. Solo esto ya puede ser un motivo para muchas personas para interesarse por los sueños lúcidos. Las fobias y los síndromes de estrés postraumático pueden suavizarse con la ayuda de los sueños lúcidos. El hecho de saber que en el sueño no hay nada que temer puede convertirlo en una plataforma para enfrentarnos a nuestros miedos.
  • Sexo. Yeah. éste es otro de los grandes beneficios secundarios de los sueños lúcidos. De hecho lo verás en cuanto empieces a tener sueños lúcidos. A veces tendrás un plan de acción, una lista de cosas para hacer para cuando alcanzas la lucidez, y cuando te dispones a hacerlo se cruza por delante de ti un chico o una chica que te gusta y dices “Bueno, otro día ya si eso iré a hablar con Dios. Hola guapo, ¿cómo te llamas?”
  • Hablar con tus héroes. Tanto si eres fan del Dalai Lama como de Shakira, puedes permitirte el lujo de hablar un rato con ellos en un bar del centro. O en la Luna, total, qué más da… Puedes realmente mirarles a los ojos, escuchar su voz, ver lo que piensan. Obviamente no estás hablando con ellos, estás hablando con la representación que tu mente puede crear sobre ellos. Pero créeme, tu mente puede hacer réplicas sorprendentes. Como he dicho, a veces juego contra Federer en entrenamientos. Un par de veces he conseguido jugar con él en una final, pero como es tan payaso no me sale bien. No consigo que se ponga serio y que sólo juegue…
  • Búsqueda de significado. Tu inconsciente tiene la clave de múltiples preguntas que te haces en la vida. Sólo tienes que lanzárselas y ver cuál es la respuesta. Es un punto de reflexión casi mágico. Las respuestas a veces te parecerán tan originales que te parecerá increíble que provengan de lo más profundo de ti. Otras veces recibirás un silencio frío y doloroso, ya te aviso también.
  • Reencontrarte con tus seres queridos. Ésta es una de las partes más tierna de los sueños lúcidos. Todos hemos perdido a alguien a quien teníamos mucho cariño y nos gustaría volverlos a ver, hablar con ellos, compartir un pequeño momento. A modo de terapia, aunque sepamos que los sueños son producto de nuestra mente, el hecho de que sean “reales” y nuestro cerebro los acepte como tal, podemos en los sueños tener una última conversación con la persona querida, acariciarle la mano… y decirle que estamos bien. No sé si llegar a decir que es una experiencia curativa, pero en cualquier caso es placentera y estoy seguro de que puede ayudar a muchas personas a superar pérdidas muy dolorosas.
  • Mejora de nuestra consciencia en la vigilia. Esto es una espiral positiva. A medida que vamos siendo más conscientes del momento presente en la vigilia, aumentará nuestra autoconciencia en los sueños, lo que a su vez mejorará nuestra experiencia en la vigilia… Y así. Uno se siente más vivo, más conectado con el ahora los días que ha disfrutado de un sueño lúcido, y sus efectos a veces duran durante días o más, si son especialmente significativos.

4 comentarios sobre “Algunos beneficios de los sueños lúcidos

Agrega el tuyo

  1. La verdad es que no tengo ni idea de qué es esto, aunque lo estés explicando muy bien tú, supongo.
    Si sueño lúcido es soñar y ser consciente, entrará en juego la memoria, puesto que si no recordamos nada o casi nada del sueño … no habría diferencia entre esto y un sueño normal. En el apartado de preguntas hay algo: “¿lo confundiré con la realidad?”
    Bueno. Yo no sé bien lo que me ha pasado durante una temporada. Desde luego, podía recordar lo sucedido durante el sueño. Aquellos sueños fueron algo apoteósico, llenos de una energía electrizante y una fuerza emocional indescriptible. Lo mejor era lo estrambóticos que resultaban. El primer día desperté emocionadísimo por esa experiencia. Con el siguiente sueño de este tipo, la trama fue diferente pero lo demás igual. Volví a despertar todo contento. Esto se había convertido en toda una ilusión y cada día me iba a la cama deseando recibir más.
    Durante el día, me relamía saboreando esos recuerdos, aunque curiosamente iban como perdiendo fuerza con el paso de los días.
    Sabía el motivo perfectamente. Estaba tomando antidepresivos durante el día y por la noche otros distintos.
    Solo tuve los sueños durante la etapa de adaptación a los medicamentos.
    Yo no controlaba exactamente lo que hacía. Mi participación era relativamente resultado de mis deseos en los sueños. Era más bien un observador / vividor de la experiencia.
    El psiquiatra no me hizo nada de caso, no le dio ninguna importancia. Aunque insistí y me puse pesado el repitió que no era cosa a la que prestar atención.
    Pero yo se lo consulté por un motivo concreto. Para mi comenzaba a ser un problema, porque durante el día recordaba cosas del sueño y llegó un momento que no sabía separar si tal o cual recuerdo era del sueño o de la realidad. Era fácil saber que el extraño ser humanoide al que yo contemplaba y que estaba tan feliz dentro de su gigantesca vitrina de líquido vital y luz, ahí en medio de la plaza, no era de la realidad. Pero las cosas más sencillas, como que alguien llamaba a la puerta y miraba por la mirilla para encontrarme gente de aspecto extraño y miedo para no hacer ruido y no abrirla … pues … parecía cosa para contarla en casa.
    Los sueños se repetían. Al cabo de unos días, había repeticiones de un mismo sueño con pequeñas variantes.
    Todavía siento desasosiego cuando pienso en ello.
    Desde luego, jamás tomaría pastilla ni producto alguno para inducir sueños lúcidos.
    Con la mente es mejor no jugar.
    La naturaleza es más sabia que todos nosotros.
    El sueño debe ser descanso del bueno y no más trabajo para el cerebro.
    Opinión tan inválida como cualquier otra, por supuesto.
    Y puede que lo mío no tenga nada que ver con estos sueños lúcidos.

    Me gusta

    1. Hola Fermín, gracias por compartir tu experiencia. Un sueño lúcido pasa cuando sueñas y eres consciente… de que estás soñando, mientras estás soñando. El hecho de que sea emocionalmente intenso o memorable al despertar no es la razón de que un sueño sea lúcido. Los ejercicios y técnicas recomendados para tener sueños lúcidos sirven precisamente para familiarizarnos con los sueños para poder distinguirlos mientras suceden. Por eso la capacidad de tener sueños lúcidos viene acompañada de una mayor agudeza para distinguir la realidad de los sueños, no al revés. Por otra parte si estás tomando medicación prescrita por un médico no puedo hacer nada más que recomendarte que sigas sus indicaciones, él es el profesional y tendrá experiencia sobre cuáles pueden ser sus efectos exactamente.

      Me gusta

  2. SOÑE HACE UN TIEMPO CON DAVID COPPERFIELD , SOÑE QUE ERA UN SUEÑO Y EN EL SUEÑO EL SOÑABA TAMBIEN, Y SE ME APARECIA Y NO ERA NADA BUENO PORQUE BUSCABA CHICAS PARA ACOSAR… CONMIGO NO PUDO… VIEJO BRUJO..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: