Suplementos: DreamLeaf

En los últimos años han salido al mercado bastantes suplementos para (supuestamente) ayudar a inducir sueños lúcidos. Me repele la idea de utilizar de forma desvergonzada las ilusiones de la gente para vender un producto, así que hasta hace poco me había mantenido alejado de todas estas hierbas, química y demás.

Pero lo relacionado con los sueños lúcidos me atrae como un imán, y además sabía que el mismo LaBerge ha estado haciendo experimentos con Galantamina. Después descubrí que hay todo un mundo sobre los suplementos para ayudar a tener sueños lúcidos.

Ni corto ni perezoso me decidí a investigar y compré lo que parece ser la biblia de los suplementos: Advanced Lucid Dreaming: The Power of Supplements, escrito por Thomas Yuschak. Este libro está plagado de información que todavía no he podido asimilar del todo, de modo que según vaya conociendo más del tema te lo iré contando poco a poco.

Además de leer el libro tampoco he podido evitar hacer un experimento. Uno de los suplementos más publicitados en Internet es uno llamado DreamLeaf, que no contiene Galantamina pero sí otros componentes parecidos. Ahora no voy a entrar en detalles sobre cada uno de ellos, si te interesa puedes entra en su página web, en Google se encuentra a la primera. Este cocktail de suplementos tiene dos tipos de pastillas:

  • Una azul que se toma justo antes de irte a dormir. Lo que hace es evitar que en la primera parte de la noche haya fases REM, es decir, hace que sólo duermas en fases NREM y no tengas sueños al principio de la noche.
  • Una roja que se toma después de 4 o 5 horas de sueño. Si la pastilla azul ha funcionado, de forma natural se producirá un efecto rebote y hará que en la segunda parte de la noche se concentre toda la fase REM. Además, los suplementos que contiene la pastilla roja tienen el objetivo de aumentar tu capacidad racional para así hacerte recordar (mientras duermes) que tienes que prestar atención a tu entorno.

Muy bonito todo, muy estilo Matrix. Esto casi me daba razones para no creer que pudiera funcionar. Pero seguí leyendo y me sorprendí de encontrar personas a las que parece que DreamLeaf les ayuda a tener sueños más vívidos, más intensos y espectaculares. A algunos incluso les ayuda a tener sueños lúcidos por primera vez… Así que me decidí a probarlo y pedí un botecito con las pastillitas de colores. Venga, a lo loco.

Resumo mi experiencia, y remarco que es sólo mi experiencia, y como tal la cuento.

En todas las pruebas excepto en la última he seguido exactamente las instrucciones, para que no quede duda. Y entre pruebas he dejado pasar un tiempo prudencial de una semana.

Prueba 1: Nada. Cuando digo nada, es nada de nada. En la primera parte de la noche no sentí nada raro. Me tomé la pastilla roja después según las indicaciones y al despertarme por la mañana no recordaba nada. Ni un sueño lúcido, que eso tendría un pase, ni un sueño normal tampoco. Eso ya es más raro porque casi siempre recuerdo mi último sueño de la mañana.

Prueba 2: Peor que nada. Me levanto con la mañana con malestar de estómago, como con gases, y un ligero mal sabor de boca. De nuevo no recuerdo mis sueños.

Prueba 3: Exactamente igual que la Prueba 2. Fracaso. No me importaría que no consiguiera sueños lúcidos tomando este suplemento, porque entiendo que no hace magia, incluso a pesar de tener sueños lúcidos con frecuencia. Tampoco me importaría que realzara los sueños ligeramente, no esperando ya una explosión de color ni nada por el estilo. Lo que realmente me pone de mala leche es que no he conseguido ni recordar lo que estaba soñando, que eso es algo que hago el 95% de los días. De alguna forma estas pastillas no sólo no me hacen bien, es que parece que me hacen mal.

Prueba 4: Aun así decido probar una última vez, en este caso pasando de la pastilla azul porque después de abrirlas he visto que es la azul la que tiene las plantas que huelen raro y la que me deja el mal sabor de boca por la mañana. Las rojas tienen un polvo blanco que no huele. Me despierto después de 4 horas y me tomo la pastilla roja. Más de lo mismo. Nada. Ni sueño lúcido ni normal.

En defensa del DreamLeaf diré que no me ha alterado el sueño, he dormido igual de bien que siempre, y me he despertado descansado. Pero lo que se dice ayudar a tener sueños lúcidos o a tener sueños más intensos, en mi caso ha ayudado poco.

Así que he tirado el bote.

Probaría los otros suplementos que aparecen en el libro, los principales son Galantamina y Colina, pero no parece posible adquirirlos en España. Sobre todo la Galantamina que creo que sólo se vende como medicamento específico para el Alzheimer, y no se puede comprar sin más según las leyes europeas. Seguiré intentándolo…

¿Qué te ha parecido la review? Sólo cuento mi experiencia tal cual ha sido. Si esperabas un publireportaje, lo siento… Así es la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: