Cómo clasificar los signos de los sueños

Como ya sabes, los signos o señales de los sueños son todos aquellos elementos que nos pueden hacer darnos cuenta de que estamos soñando. Prácticamente todos los sueños tienen señales de este tipo. Son elementos o bien improbables o bien excesivamente volátiles, variables. Si ahora mismo todavía no tienes muchos sueños en tu diario es normal que no encuentres muchos y seguramente te parecerán sucesos extraños aleatorios. A medida que vayas teniendo más y más verás que hay temas recurrentes, y algunas cosas extrañas suceden más en tus sueños que otras, y estos signos siempre son muy personales, por eso es tan importante que descubras por ti mismo cuáles son en tu diario.

LaBerge agrupó en su libro Exploring the World of Lucid Dreaming todas las cosas extrañas que pueden pasar en los sueños en 4 tipos, dado que es una clasificación muy práctica muchos soñadores la utilizan en su día a día.

En realidad no tiene nada de especial, pero es una ayuda enorme si consigues saber (revisando tu diario de sueños) cuál es el tipo más frecuente en tus sueños para poder después practicar a buscarlos mientras estás despierto, aumentando así la probabilidad de que los busques mientras estás soñando y poder así tener un sueño lúcido.

Los 4 tipos son:

Signos de Forma: la apariencia de un elemento del sueño es extraña, deformada, o se transforma irregularmente. Puede darse en personas, animales, cosas, o en uno mismo. Por ejemplo si algún conocido tuyo tiene una apariencia diferente, o vestidos, o algún animal es de un color diferente, o todo lo que muta en otras cosas (que es muy frecuente en los sueños)… Todo lo que veas que tiene una forma extraña comparada con la vida real entra en este grupo. Es la categoría de los adjetivos, de las características.

Signos de Acción: alguien o algo realiza una acción que no es posible o que no encaja con la realidad. Puedes ser tú mismo quien está realizando una acción improbable o extraña. Por ejemplo, tu jefe te invita a comer marisco en la playa, eso es muy improbable, claramente estás soñando :). O arreglas el motor del coche tú mismo cuando en realidad no sabes ni abrir el capó… eso es también una señal de acción. Los animales que hablan también son frecuentes. Es la categoría de los verbos.

Signos de Contexto: en este caso el lugar o la situación del sueño es rara. Puede ser cualquier elemento cuya posición en el espacio y en el tiempo es improbable o imposible. Aquí entran en primer lugar todos los “viajes en el tiempo”, por ejemplo cuando sueñas que estás en el pasado o en el futuro. Es muy frecuente soñar en otros tiempos o en otros lugares donde hemos vivido antes, o con personas a las que hace mucho tiempo que no vemos. Es la categoría de las circunstancias.

Yo: tú mismo tienes emociones, percepciones, sensaciones o pensamientos que serían extremadamente raros en tu vida diaria. En particular las percepciones y las emociones pueden ser muy distintas a las que estás habituado. Por ejemplo es más normal sentir euforia o miedo en los sueños, es como si fueran de mayor intensidad. En cuanto a las percepciones, también pueden cambiar mucho, sobre todo la vista en los sueños puede ser o bien mucho mejor o bien horriblemente mala, y lo mismo para los sonidos y el resto de los sentidos. Pueden agudizarse extremadamente o debilitarse. Todo lo que sientas de forma diferente o de forma exagerada es parte de este grupo. Es la categoría del sujeto.

¿Para qué es útil clasificar las señales de los sueños? Para poder saber rápidamente cuáles son las más frecuentes en tus sueños. De vez en cuando puedes leer tu cuaderno de sueños y buscar estos cuatro tipos de señales. Puedes hacerlo como quieras, o bien subrayando o con un círculo… marcándolas como te parezca más cómodo.

A mi la forma que me resultaba más cómoda (dejé de hacerlo) era usar marcadores de colores, uno para cada tipo, y así a la vez que lo marcaba los clasificaba, y de forma visual echando un vistazo al cuaderno se puede ver cuál es la categoría más prominente.

Por ejemplo, lo que hacía era marcar los signos de los sueños así:

  • Amarillo: Yo
  • Naranja: Forma
  • Rosa: Contexto
  • Verde: Acción

De este modo basta con echar un vistazo y ver que en mi caso los signos preponderantes son los de forma y contexto, aunque por supuesto hay de todo.
Para aumentar tus posibilidades de tener sueños lúcidos debes buscar cuál es tu tipo más frecuente de signos para que te puedas centrar en él y así no malgastar tu atención en elementos que raramente se dan en tus sueños.

Este proceso es increíblemente satisfactorio. Leer tus sueños y buscar todo aquello que es extraño y ponerle una etiqueta es un ejercicio muy divertido. A la vez que es útil disfrutarás conociendo el contenido de tus sueños, conociéndote a ti mismo. Algunas cosas serán tan absurdas que te harán reír, otras serán tan intensas que te van a emocionar. Y lo más importante es que todo esto forma parte de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: