Técnica WBTB (Wake Back To Bed)

WBTB: Wake (and) Back To Bed

Este método es muy viejo y ampliamente usado por los soñadores lúcidos, es de los más importantes sin duda.

Karlos Arguiñano (el cocinero) hacía algo parecido ya cuando yo era pequeño. Un día preparó en un programa una tortilla francesa del tamaño de un tractor pequeño rellena de mil cosas, y mientras la presentaba dice: “esto me lo hago yo el domingo por la mañana, me levanto, me la como y luego me vuelvo a dormir”.

Yo descubrí esta técnica de una forma parecida, solo que en vez de la tortilla yo soy más de tostadas con mantequilla y mermelada. Durante una temporada en mis tiempos mozos en la cuales estuve investigando cómo sería mi vida si mantuviera las costumbres de las vacaciones todo el año, empecé a desayunar todos los fines de semana (sábado y domingo) un Cola-Cao con tostadas, para luego volverme a dormir… como un rey. El experimento de adolescente resultó ser un éxito y todavía lo practico con frecuencia, aunque no tanto como me gustaría. Me levanto a la misma hora que cada día, pero en lugar de ir al trabajo desayuno tranquilamente, saboreo la mantequilla mezclada con la dulzura de la mermelada, untadas en el pan caliente acompañado de un zumo de naranja leyendo un libro que me tenga atrapado, y cuando estoy satisfecho y feliz, me vuelvo a dormir. Éso es la felicidad.

Pero hay más. Efectos secundarios inesperados. La lucidez.

Pronto en mi experimento me di cuenta de que en esa última hora y algo de sueño después de las tostadas tenía más y mejores sueños lúcidos. Y me despertaba cada sábado y domingo con una alegría inmensa, por una parte por ser tan audaz por ser verdaderamente feliz con tan poco como un desayuno, y por otra por tener sueños lúcidos sin hacer nada por conseguirlos más que querer tenerlos.

Creo que ese descubrimiento fue el momento cumbre de mi vida. 🙂

Años más tarde cuando me tropecé por casualidad con una copia del libro Exploring the World of Lucid Deraming de Stephen LaBerge y leí la parte de la técnica WBTB, me quedé mirando al infinito con la sonrisa de satisfacción de Miyagi en el momento en que Daniel San le da la patada final al rubio y gana el torneo. Yo era Miyagi. El p*** amo.

karate_kid

Llevaba años practicando sin saberlo una “técnica” descrita en el único libro que había leído hasta ese momento con cosas racionales, reales, y que se ajustaban perfectamente a mi experiencia sobre los sueños lúcidos.

Cuando leí esta técnica estaba feliz. Ya no estaba solo. Steve, amigo mío… tú me comprendes. Lo único que me resultaba un poco ñoño era el nombre. WBTB. WTF. ¡Pero si mi madre ya le había puesto un nombre a esa técnica! Hijo, qué bien vives. HQBV. Pero por coherencia con los foros de Internet y con la literatura al respecto, le voy a llamar yo también WBTB, venga.

Si has llegado a este artículo después de haber leído todos los anteriores, bien hecho, no está puesto aquí por casualidad. La técnica WBTB no sirve de mucho sin todo lo que has practicado anteriormente. El diario de sueños, los tests de realidad, etc. Eso es lo importante, ahí es donde está el origen de los sueños lúcidos.

La técnica WBTB sólo se sirve de una casualidad fisiológica (desconocida por mi en su momento) para aumentar la facilidad para tener sueños lúcidos. Y es que como ya sabes, las últimas fases REM de la noche son bastante más largas que las primeras. El objetivo es que antes de una de esas fases estemos en un estado de mayor atención y predisposición para tener sueños lúcidos.

Los pasos para aplicar la técnica WBTB son:

  1. Vete a dormir por la noche normalmente y pon el despertador para que suene una hora y media antes de tu hora de despertar habitual. El objetivo es claro, despertarte antes del último bloque de sueño, el que va a tener una fase REM más larga. Así, si duermes 7.5 horas cada noche, deberías poner el despertador para que suene después de que duermas 6 horas. Más o menos, esto no es una ciencia exacta.
  2. Cuando suene el despertador, mantente despierto durante un rato. ¿Cuánto? Depende de cada persona. Hay quien tiene suficiente con 20 minutos, y hay quien espera hasta una hora y media. Mi punto justo está en los 45-50 minutos. Durante ese tiempo haz algo que te mantenga despierto y activo, si puede ser algo relacionado con los sueños, tanto mejor. Yo utilizo este tiempo para echarme unas risas tranquilamente leyendo mis sueños de la semana, marcando un poco las señales de los sueños… Si tengo ganas desayuno algo. Y nada más. Si quieres comer un poco, prueba si te viene bien. En cualquier caso no hagas nada suficientemente intenso como para que te impida volver a dormirte otra vez.
  3. Cuando veas que empiezas a bostezar y que estás un poco cansado vuelve a la cama con la intención puesta en tener un sueño lúcido, es decir, vuelve a dormirte pensando que cuando despiertes estarás dentro de un sueño. Hazlo de forma relajada, sin presión. Recuérdate lo afortunado que eres de poder dormir un poco más el fin de semana… Imagínate a ti mismo dentro de un sueño…

Se podrían decir muchas cosas de este método, pero no hay verdades absolutas, qué hacer (y durante cuánto tiempo) en el intervalo intermedio depende totalmente de ti. Dar un paseo y ver el amanecer es una opción. Leer un libro que te guste es otra. Podrías despertar siendo uno de los personajes, por ejemplo. O puedes leer un libro sobre sueños lúcidos, pero no es necesario. Hacer deporte lo veo un poco extremo y quizás después te costaría volver a dormir, pero si crees que podría funcionar para ti, prueba. Por su increíble simplicidad esta técnica te deja experimentar por ti mismo todas estas cosas. Además, como ves, es muy fácil de aplicar.

Estoy dando por hecho que esta técnica la vas a aplicar el fin de semana, pero si eres tan afortunado como para poder hacerlo todos los días, ¡por favor, adelante! Yo mismo lo haría si pudiera, pero la verdad es que me gusta el pequeño ritual de leer mis sueños en ese momento el sábado y el domingo…

Una gran ventaja de este método es que, bueno… ¡¡funciona!! No lo digo yo solo, miles de soñadores lúcidos lo han comprobado y lo ejecutan cada vez que pueden.
No tienes nada que perder, en particular si estás siguiendo todos los consejos que te he dado anteriormente, deberías probarlo. Estoy seguro de que después de dos o tres veces vas despertar dentro del sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: