Test de realidad: test del texto

Vamos a lo práctico, los tests de realidad. Si ya has oído hablar de ellos y sabes lo que son, sáltate la introducción y vete directo al tema.

Aparte de observar tu entorno con atención en busca de tus señales del sueño y de preguntarte sinceramente si estás soñando durante el día, ¿qué más puedes hacer? Muy fácil, puedes hacer sencillos tests de realidad, que no son ni más ni menos que pequeñas acciones de las cuáles se debe desprender la respuesta a la pregunta del millón: ¿Estoy soñando?

Los test se basan en las características de los sueños, en esa intrínseca inestabilidad y en la ocurrencia de elementos extraños. A ambas cosas ya estás acostumbrado porque llevas al día tu diario de sueños y vas fijándote en tus señales, ¿verdad? Así me gusta, pequeño saltamontes, que hagas los deberes. 😉

Estaba dudando sobre en qué orden explicar los test de realidad más famosos que existen en la comunidad de soñadores, y en realidad no sé muy bien cuál de ellos es más efectivo en general. Lo que sí sé es que todos ellos son efectivos para bastantes personas, y la mayoría de ellos los he probado en algún momento de mi vida, aunque claramente tengo preferencias. Lo que voy a hacer a falta de otra ocurrencia es ordenarlos en el orden en que mejor me funcionan a mi, pero te pido que experimentes por ti mismo, que los leas y elijas uno o dos que creas que pueden funciona mejor. Esto es importante, porque si crees que uno va a funcionar mejor, lo más probable es que lo haga. Es como hacerte el efecto placebo a ti mismo… Mola.
Al tema.

Test del texto: leer con atención

El text del texto es mi preferido por varias razones. Primero te cuento el funcionamiento y después te digo por qué me gusta.

Consiste en:
Leer un texto corto. Una pequeña frase o incluso una palabra, leerla con atención, entenderla, mirarla con cariño… todo el proceso no lleva más de 5 segundos.
Retirar la mirada un momento mientras repites la frase y te centras en su significado. Otros 3 segundos.
Volver a leer el texto (2 segundos) y…
a) Comprobar que pone lo mismo que antes -> No estás soñando.
b) Bingo! El texto ha cambiado respecto a lo que ponía antes. Felicidades, estás soñando. Hala ya puedes echar a volar, que lo estabas deseando.

Este test tiene la ventaja clara de que es muy sencillo y muy muy efectivo. El hecho de mirar hacia otro lado es determinante. Debe ser difícil para el cerebro simular un texto que se mantiene fijo. No sólo eso, de hecho me atrevo aventurar que simular textos es más difícil para el cerebro que simular imágenes o figuras. Por eso a veces verás que descubres que estás en un sueño antes incluso de terminar de leer el texto que te propones porque cambia literalmente ante tus ojos.

Además de su alta efectividad tiene la ventaja de que es muy sencillo de hacer despierto, y no lleva más de unos segundos de tu atención.

En mi caso es fácil de hacer por la razón de que estoy constantemente rodeado de la palabra escrita. Desconozco cómo sería mi vida si viviera en el campo con las ovejas, pero sin duda echaría de menos la lectura. Llevaría conmigo un libro siempre. O un Kindle, porque sería un pastor moderno. Con gafas de sol y calzoncillos Calvin Klein. Lo veo, lo veo… Bueno, como iba diciendo, viviendo en la ciudad estoy rodeado de texto por todas partes, carteles, señales, anuncios publicitarios, nombres de calles, nombres de bares, nombres de estaciones de metro… Entonces no me cuesta nada cuando piso la calle leer cualquier cosa mientras voy caminando, fijar la atención unos segundos, dejarla, y mirar otra vez. Es realmente sencillo, no cuesta nada. Se puede hacer muchas veces al día, y cuando lo haces en sueños verdaderamente funciona.

He leído por esos foros de Dios que hay soñadores que no tienen tanta suerte y para poder hacer este test lo que hacen es llevar ellos encima algo para leer, un pequeño papel, o una nota en la que ponga algo. Algunos ponen directamente: ¿estás soñando? para intentar que sea más efectivo. Probablemente el hecho de leer siempre lo mismo pueda ser más efectivo que hacerlo con palabras aleatorias porque en cuanto leyeras algo distinto ya sabrías que es un sueño, pero yo no lo he probado por dos razones, por una parte porque creo que me resultaría aburrido leer lo mismo una y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra vez, y por otra porque supongo que leyendo siempre las mismas palabras con el mismo tipo de letra, el mismo tamaño, etc, lo que estás haciendo es darle más oportunidades al cerebro para que sea capaz de reproducirlo después. En fin, yo estoy contento con mi método de mirar carteles y letreros al vuelo, pero experimenta y coméntame los resultados, ¿vale? Vale.

Cuando digo que el texto cambia al mirarlo la segunda vez, puede cambiar de infinitas formas. Si es un cartel puede que incluso haya desaparecido el edificio en el que estaba, puede haber algo escrito pero distinto, puede estar escrito con otras letras, pueden ser letras que se mueven, o símbolos, puede cambiar de color… hay infinitas posibilidades, pero es raro que se mantenga igual. Pero no te voy a mentir, aunque raro, puede pasar que vuelvas a mirar el texto y siga igual, y pierdas una oportunidad valiosa de alcanzar la lucidez. Pero esto se da tan pocas veces que no merece la pena ni pensar en ello. Cada vez que hagas el test durante el día hazlo con la expectativa de que cuando mires va a ser distinto, realmente tienes que esperar que vaya a cambiar. Si lo haces así, cuando lo hagas dentro de un sueño funcionará, y cambiará, sin duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: